Por qué Babbel enseña una lengua inclusiva

Para conmemorar el Mes del Orgullo, los expertos en idiomas de Babbel reflexionan sobre cómo garantizar la diversidad en las representaciones de raza, género y sexualidad de sus cursos de idiomas.
Escrito Por Zach Sporn
03/07/2020
Por qué Babbel enseña una lengua inclusiva

En Babbel creemos que la diversidad de nuestro equipo y nuestra comunidad de estudiantes de idiomas nos hace más fuertes, y consideramos esencial que este principio básico se refleje en las experiencias que tienen nuestros alumnos con la aplicación. Los expertos en idiomas que crean los cursos de Babbel han desarrollado pautas precisas y específicas para garantizar que mostremos la diversidad de los hablantes nativos de cada idioma. Para conmemorar el Mes del Orgullo, hablé con Lars y Vitor, editores del equipo de Didáctica de Babbel y cocreadores de la galardonada serie Stranger Talks, acerca de cómo y por qué Babbel incluye en sus cursos temas relativos a las personas LGBTIA+ (lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexuales, queer/en proceso de averiguarlo, asexuales y de otras identidades).

Crear un contenido inclusivo para el aprendizaje de idiomas

Comencemos con algunos conceptos básicos. ¿Qué significa «contenido inclusivo» en términos de identidad sexual y de género, especialmente en el contexto de los medios educativos como una app de idiomas?

 pareja homosexual

Vitor: Para mí, significa ser objetivo: las personas «normales» o «estándar» no existen. Nuestros alumnos son diversos, al igual que los hablantes nativos de los idiomas que enseñamos en Babbel. Por lo tanto, si se busca una presentación acertada, se debe mostrar esta diversidad. Desde un punto de vista educativo, es importante que el contenido de aprendizaje, sin importar de qué tipo sea, se relacione con las experiencias del alumno. Es más probable que tengas éxito aprendiendo un idioma si puedes imaginarte a ti mismo en las situaciones que presentan los materiales que utilizas independientemente de tu raza, género u orientación sexual.

Lars: Así es. En nuestra aplicación presentamos un grupo amplio y diverso de personas que refleja a nuestros alumnos de todo el mundo. La idea es que puedan identificarse con los rostros que ven en la app a medida que aprenden con las lecciones de Babbel. Al hacerlo, incluimos una representación de nosotros mismos como Babbelonians, es decir, como empleados y usuarios de Babbel, y de nuestros valores. Finalmente, en nuestros cursos representamos países, culturas y tradiciones diferentes, ya que enseñamos los idiomas en su forma auténtica, tal como se utilizan en contextos reales. 

En lugar de ofrecer una selección específica de lecciones sobre temas LGBT, el contenido de aprendizaje de Babbel incorpora en cada uno de sus cursos con toda naturalidad parejas del mismo sexo y con identidades sexuales y de género diversas.

Vitor: Repito, es una cuestión de objetividad. Es más probable que veas a una pareja de lesbianas yendo al cine que caminando por una calle con una bandera del arco iris. Las parejas con alguna diferencia de edad, notoria o no, probablemente tienen las mismas discusiones sobre si ordenar pizza o sushi que tienen las demás parejas. Las divergencias en mayor o menor grado de lo que se considera estándar no representan la excepción, sino la regla. No hay por qué armar un escándalo por eso…

 pareja de lesbianas

¿Es importante para ti a nivel personal contar con una representación precisa y diversa del amplio espectro de la sexualidad y el género? 

Vitor: Sí, es muy importante para mí, porque creo que todas las personas se benefician de un mundo más inclusivo. En el trabajo hago un esfuerzo consciente para que los cursos que creamos sean congruentes con esta filosofía. Estoy convencido de que también para los alumnos es importante. En primer lugar, porque es éticamente correcto; en segundo lugar, porque una experiencia de aprendizaje inclusiva es más eficaz, como señalé antes.  

Lars:  Tu pregunta me recuerda un pasaje de la conocida película rusa The Irony of Fate. En una de las escenas, una romántica pareja está hablando de las profesiones de cada uno. Él es médico, ella es maestra.

Él: Los errores de los médicos le cuestan mucho a la gente.

Ella:  Sí… Los errores de los maestros se notan menos de forma inmediata, pero al final no cuestan menos. 

Esto apunta a cómo nosotros, en calidad de educadores, afectamos todos los aspectos de la vida de los alumnos, y no solo sus habilidades lingüísticas. Nuestros alumnos confían en nuestra experiencia no solamente en un sentido pedagógico. Por eso es importante que reflexionemos sobre todo lo que implica la diversidad de nuestro mundo, aunque en ocasiones sea un desafío. Y ya que hablamos de los retos que tú y tus colegas enfrentan en esta labor, ¿qué ha sido difícil para ti?

 hombres homosexuales enamorados

Lars: Yo pienso que el lenguaje da forma a la realidad. Es por eso que nuestro deber, como expertos en idiomas, consiste en evidenciar toda la diversidad de la sociedad a través del idioma: ¡hay mucho en juego!

Al crear los cursos de ruso de Babbel, a menudo me encuentro en un dilema: ¿debo retratar a la Rusia conservadora que los turistas solían ver al viajar sobre todo por las provincias, o debo presentar una imagen anhelada de Rusia, de una sociedad democrática, diversa e inclusiva? Aunque esta ciertamente existe en alguna medida, se trata de una minoría. Entonces intento conseguir una mezcla que capte estas dos imágenes distintas. 

Otro de los retos se me presenta cuando estoy buscando imágenes para los cursos de ruso. Debido a disposiciones legales, no estamos autorizados a usar fotografías privadas para nuestro contenido. En Rusia hay más de 180 grupos étnicos y nacionalidades. ¿Cómo representar esta enorme diversidad étnica teniendo que limitarse a las imágenes de stock? 

Reinventar el «matrimonio» en ruso

Lars, inventaste una nueva forma de referirse al matrimonio entre personas del mismo sexo en ruso, un idioma cuya gramática excluía esta posibilidad. ¿Por qué y cómo lo hiciste? 

 mujeres homosexuales enamoradas

Lars: Por desgracia, a mi modo de ver, el ruso es un idioma muy enfocado en el género. Los hablantes de ruso tienen que decidir constantemente entre formas femeninas y masculinas, no solo con los sustantivos y adjetivos, sino incluso al usar ciertos verbos. En nuestros cursos enseñamos el ruso gramaticalmente correcto que, desde mi perspectiva sociopolítica, es muy conservador y nada neutral en cuanto al género. Por lo tanto, no nos es posible «reformar» el idioma dentro de nuestros cursos. A pesar de estas limitaciones inherentes a la estructura del idioma, aprovechamos otra oportunidad para mostrar cómo el ruso tiene la flexibilidad suficiente como para expresar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Durante la Copa Mundial de Fútbol de 2018 celebrada en Rusia, Babbel lanzó la campaña #BabbelForAll campaign.

En el lenguaje coloquial ruso hay dos expresiones diferentes para decir «Estoy casado/a». Una es la que usan las mujeres casadas: Я замужем. Su significado literal es «Estoy detrás del esposo». La otra, que solo puede utilizada por los hombres, es Я женат, y significa literalmente «Estoy «enmujerado» o «Estoy esposado». Esto implica que las parejas gais y lesbianas no cuentan con la posibilidad de expresar que tienen un vínculo matrimonial con alguien del mismo género. 

Se me ocurrió la idea de agregar a Я женат la terminación -a, que en la gramática rusa indica la forma femenina, por ejemplo, de sustantivos, nombres y apellidos. Aunque la forma gramatical Я жената no existe en el idioma ruso, nos atrevimos a imaginar una forma en la que sí existe. 

Entre todas las respuestas que recibió la campaña, me entusiasmó especialmente una acalorada discusión que comenzó en la página de Facebook de Babbel entre hablantes nativos de ruso. Algunos se mostraron un poco indignados de que Babbel cometiera un error gramatical en su cartelera, pero otros entendieron nuestro mensaje político. ¡Me encantó! Simplemente agregar una letra en un contexto específico puede generar un cambio de conciencia.

Hablando de la respuesta de nuestros alumnos, el periodista Niko Lang tuiteó recientemente acerca de su experiencia al encontrar una imagen de una pareja gay en nuestros cursos de ruso. ¿Cómo te sentiste cuando leíste su tweet?

Niko Lang

Lars: Me conmovió mucho porque Nico captó nuestro mensaje. Ahora puedo ver que incluso las decisiones aparentemente mínimas que tomamos como editores de cursos pueden levantar grandes olas.

Elegimos esa imagen y usamos esa oración de forma deliberada: fue un mensaje político fuerte alojado en un breve ejercicio. En primer lugar, en Rusia está legalmente prohibido ser abiertamente homosexual (existe una disposición legal llamada ley contra la propaganda homosexual) y, en segundo lugar, también está prohibido el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Somos conscientes del peligro de caer en el superficial «lavado rosa». Para evitarlo, integramos mensajes cortos, pero fuertes. Por ejemplo, en el curso de ruso para la vida cotidiana, la lección Cuéntame sobre tu familia incluye además del vocabulario la imagen con dos mamás. Puede parecer poco atrevido, pero en el contexto de la actual situación política de Rusia, es una fuerte provocación.

 madres homosexuales

Garantizar una presentación diversa de raza, género y sexualidad en los cursos de Babbel

Vitor, tú desarrollaste y diste forma a las pautas de Babbel para crear un contenido inclusivo. ¿Podrías hablarnos sobre ese proceso?

Vitor: Todos tendemos a presentar las partes de la sociedad que mejor conocemos y a olvidarnos de las demás. El objetivo de estas pautas de diversidad es hacernos conscientes de nuestros propios prejuicios y ayudarnos a superarlos. Se trata de un trabajo que está en curso constantemente, al igual que todo lo demás que hacemos. Hace cinco años me uní a Babbel, y desde el principio tuvimos discusiones sobre el grado de representatividad de nuestro contenido. Desde entonces he podido ver cómo las primeras discusiones apasionadas e informales se convirtieron en presentaciones formales para el equipo y luego dieron lugar a nuestros estándares de calidad actuales. 

Estos criterios incluyen numerosos aspectos sobre la forma de garantizar una representación diversa e inclusiva, desde cómo redactar los diálogos hasta cómo seleccionar imágenes para ilustrar vocabulario y frases nuevas. Por ejemplo, nos proponemos evitar que las mujeres que mostramos estén realizando solo actividades estereotipadas, como oficios domésticos, cotilleo, compras excesivas, etc. Las mujeres también deben aparecer ocupando altas posiciones profesionales o jugando al fútbol.  Otro ejemplo es nuestra forma de presentar parejas del mismo sexo: algunas pueden ser interraciales o tener hijos, en otras puede haber una diferencia de edad considerable. Las categorías son útiles como un medio para expresar la idea de que a fin de cuentas las personas son infinitamente diversas y únicas.

¿Fue fácil implementar estas pautas en Babbel? ¿Qué consejo le darías a alguien que quisiera crear pautas similares para garantizar una presentación inclusiva en su empresa?

Vitor: Para mí, lo más importante es crear una cultura de discusión y debate constructivos, en la que todos se sientan seguros a la hora de hacer preguntas y expresar desacuerdos. El otro elemento clave es la paciencia: las discusiones toman tiempo y el consenso no es un logro fácil. Es parte del proceso, y es importante saber manejar las expectativas acerca de qué se puede lograr y cuándo. 

Nuestras políticas siguen siendo un trabajo inacabado que no cesa de avanzar y las personas tienen diferentes puntos de vista. Creo que esto es algo para celebrar.

Mejora tu inglés, o aprende cualquier otro idioma.
¡Refresca tu conocimiento de idiomas!
Author Headshot
Zach Sporn
Zach nació en Queens, Nueva York. Ha vivido en Montreal, Budapest y, durante los últimos 6 años, en Berlín. En Babbel, se encarga de facilitar el intercambio de conocimientos especializados y puntos de vista entre sus colegas e investigadores de diversas disciplinas académicas, como la lingüística y la economía. Le encantan el rap de los 90, el funk de los 80 y el soul de la vieja escuela.
Zach nació en Queens, Nueva York. Ha vivido en Montreal, Budapest y, durante los últimos 6 años, en Berlín. En Babbel, se encarga de facilitar el intercambio de conocimientos especializados y puntos de vista entre sus colegas e investigadores de diversas disciplinas académicas, como la lingüística y la economía. Le encantan el rap de los 90, el funk de los 80 y el soul de la vieja escuela.

Artículos recomendados

Cómo los latinxs lideran la resistencia contra la discriminación de género en el lenguaje

Cómo los latinxs lideran la resistencia contra la discriminación de género en el lenguaje

En la lucha por la inclusión, los defensores de la igualdad LGTBIQ+ y de género se encuentran cara a cara con raíces profundamente entrelazadas entre el género y el idioma.
Escrito Por Dylan Lyons
LGTBIQA+ en España: ¿orgullo de idioma?

LGTBIQA+ en España: ¿orgullo de idioma?

Cada 28 de junio desde 1970 se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBIQA+. Todo ha cambiado desde entonces pero aún queda mucho por hacer. ¿Y en lo que respecta al lenguaje? ¿Qué ha cambiado? ¿Sabes cuánto de “orgullo” hay en él?
Escrito Por Paloma Lirola
De mujeres para mujeres: los idiomas femeninos

De mujeres para mujeres: los idiomas femeninos

¡Las lenguas construidas no son producto de la ciencia ficción! ¿Sabías que existen dos idiomas creados por mujeres para su uso exclusivo? Te cuento un poco sobre el láadan y el nüshu.