Las lenguas escandinavas: ¿3 por el precio de una?

¿Cuál es la diferencia entre el sueco, el danés y el noruego? ¿Cuáles son las similitudes? Si hablas uno, ¿los entiendes todos? ¡Echemos un vistazo más de cerca!
Author's Avatar
ESCRITO POR Elin Asklöv
Las lenguas escandinavas: ¿3 por el precio de una?

Ilustrado por Victoria Fernandez

¡Ay, Escandinavia! Naturaleza extensa y espesos bosques. Pescado seco, en escabeche, por todas partes. ¿Era eso una sirena rubia cabalgando sobre un alce? Es difícil de reconocer con todos los dobles de Alexander Skarsgård cruzando esos puentes noruegos, hablando ese idioma característicamente melódico. Ahora bien, ¿qué idioma? O mejor dicho, ¿qué idiomas? En este artículo te explicaré un poco mejor los aspectos más relevantes de las lenguas escandinavas, sus diferencias y similitudes.

¿Cuáles son los idiomas escandinavos?

Bien es cierto que las tres lenguas escandinavas tienen tanto en común que podrían ser dialectos. Quienes hablamos alguna de ellas podemos entender a los hablantes de las otras dos, al menos hasta cierto punto. Las lenguas escandinavas evolucionaron del nórdico antiguo, mejor conocido por los no escandinavos como “la lengua vikinga”. Estas conforman la rama nororiental del árbol de la lengua germánica, siendo la rama noroccidental el islandés y feroés. (El finlandés, en caso de que te lo estés preguntando, es más próximo al húngaro, al sami y al estonio, y ni siquiera es un idioma indoeuropeo). El sueco cuenta con la comunidad lingüística más grande de las tres, con 10 millones de hablantes. El noruego y el danés tienen alrededor de 5 millones de hablantes cada uno.

¿Aprendido uno, aprendidos todos?

El danés y el noruego son muy similares o casi idénticos en lo que respecta al vocabulario, pero suenan muy diferentes entre sí. El noruego y el sueco están más cerca en términos de pronunciación, pero difieren en las palabras.

Me gusta pensar en las lenguas escandinavas como tres hermanas:

  • La sueca, la hermana mayor, es ciertamente la más alta, pero tal vez no tan importante para los demás como a ella le gusta pensar.
  • La noruega, la hija mediana, comprende a sus dos hermanas y desempeña el papel de mediadora.
  • La danesa, la joven rebelde, fuma a escondidas en casa y “nadie la entiende”.

Esta metáfora no está tan lejos de la realidad. En 2005, un estudio de Delsing y Åkesson demostró que los daneses tienen más dificultades para entender a sus vecinos que las que tienen sus vecinos para entenderlos. Se sabe que, en particular, las conversaciones entre los suecos y los daneses son un poco incómodas. Como sueca, llegué a un punto en el que puedo entender el danés, pero necesito concentrarme mucho. Y estoy segura de que el sentimiento es mutuo para quien hable en danés conmigo.

The Scandinavian language sisters

Pronunciación

Danés: la pequeña hermana incomprendida

Los clichés son muchos: “¡Parecen como si estuvieran borrachos todo el tiempo!”, “¡es como si tuvieran algo atorado en la garganta!”, “¡los noruegos borrachos hablan danés perfecto!”. Sí, en Escandinavia nos gusta burlarnos de nosotros mismos, pero en realidad lo único que reflejan estos dichos son una gran ignorancia. El danés, por ejemplo, no es un lenguaje descuidado o particularmente inarticulado, ¡se supone que debe sonar así!

Te explico:

El danés se caracteriza por su gran discrepancia entre el lenguaje escrito y el hablado. Las palabras se acortan, las consonantes se suavizan y las terminaciones se “tragan”. Para hacerlo aún más complicado, muchas palabras contienen un rasgo característico: la oclusión glotal. Para las personas que hablan sueco y noruego, muchos patrones de pronunciación en danés no tienen ningún sentido.

Por ejemplo, para decir “Hola, ¿cuál es tu nombre?”

  • Yo diría: Hej, vad heter du?
  • Un danés preguntaría: Hej, hvad hedder du?

No es tan diferente, ¿verdad? Por supuesto, una pregunta básica como esa es bastante fácil de entender, pero la cosa se complica cuando la conversación es sobre sentimientos, política o astrofísica. Lo acepto, muchas veces tiramos la toalla y recurrimos al inglés.

Todo es cuestión de acostumbrarse y entender las diferencias en la pronunciación. Creo que hablo por la mayoría de los suecos cuando digo que nunca aprenderemos las reglas básicas de la pronunciación danesa, como por ejemplo, por qué el eg escrito suena como “ay,” af como “ow” y øg como “oy”.  Claro, si no conoces las reglas, pensarás que de alguna manera todo parece aleatorio.

¿Cómo te llamas?

Hvad hedder du? (danés)

Vad heter du? (sueco)

Hva heter du? (noruego)

Vocabulario: ¡cuidado con los falsos amigos!

Para poder hablar con mis vecinos escandinavos, tuve que entender un poco las diferencias en el vocabulario. Especialmente cuando me habla un danés o una noruega, necesito encontrar muchas palabras en el vocabulario pasivo, lo que significa que tengo (tenemos) que entenderlas pero no necesariamente usarlas. También hay algunos falsos amigos con los que hay que tener cuidado: si un sueco y un noruego acuerdan hacer roligt juntos, el sueco esperará tener mucha diversión, pero el noruego se preparará para algo más tranquilo y relajado. Si un danés piensa que un noruego es lindo lo llamará rar, sin embargo, el noruego puede sentirse bastante ofendido, ya que rar significa “extraño”. Y si un noruego dice que se va a abotonar el kneppe, bueno… ¡la verdad es que ni siquiera te diré lo que podría pensar el danés!

Ortografía: ¿podrías escribirlo por favor?

A pesar de algunas diferencias en el vocabulario, el danés y el noruego escritos son casi idénticos. Esto se debe a que entre los siglos XIV y XIX Noruega pertenecía a Dinamarca y con el poder real, intelectual y administrativo de la monarquía en Copenhague, todo lo oficial tenía que estar escrito en danés. Sin embargo, el danés nunca llegó realmente a dominar la comunicación oral, en este ámbito la proximidad geográfica a Suecia jugó un papel mucho más importante. Por lo tanto, una conversación entre un noruego y un danés suele ir acompañada de una gran cantidad de hva? Ahora bien, si solo se comunicaran por mensajes de texto, la comunicación fluiría perfectamente.

¿Quieres descubrir más sobre el universo escandinavo?
¡Haz la primera lección gratis ahora!
¿Qué idioma te gustaría aprender?