🧐 Detectives gramaticales: el uso de la coma en español

Que autores como José Saramago o García Márquez, ambos premio Nobel de literatura, hayan escrito obras con total ausencia de comas, o que Mario Benedetti haga uso de la barra inclinada en vez de los signos de puntuación, no significa que para nosotros los mortales el uso de la coma esté sujeto al libre albedrío cuando de escribir textos o documentos se trata.
Author's Avatar
🧐 Detectives gramaticales: el uso de la coma en español

Los signos de puntuación, incluida la coma, son aquellas pequeñas marcas que se ponen en determinados lugares de un escrito y que dan un significado claro y una estructura definida a lo que escribimos. Estos signos no se usan al azar, sino que siguen ciertas normas gramaticales establecidas por las academias de la lengua española, y no son, como nos lo han hecho creer, simples pausas de respiración marcadas en los textos para evitar la asfixia en los lectores. Pero ¿entonces cómo utilizarlas?  

Lo que nunca lleva coma

  • El gerente de la empresa de telecomunicaciones informó a los operarios de los problemas financieros.
  • A los operarios les informó de los problemas financieros el gerente de la empresa de telecomunicaciones.

Las anteriores son dos frases determinativas iguales, compuestas de sujeto (quién), verbo transitivo, complemento directo (qué) e indirecto (a quién), cuya única variación es el orden de las partes que la componen.  Este tipo de frases nunca lleva comas. Nunca debemos separar con coma el sujeto del verbo (transitivo o intransitivo) en una oración.

  • Juanita compró flores.
  • Roberto, Juanita, Esperanza y Ricardo compraron flores.
  • Las personas que trajeron sus certificados de inscripción recibirán flores.
  • Pedro corre.
  • Rodrigo nadó.

Cuando se trata de frases con complemento preposicional como a, ante, bajo,  con, contra, de, desde, para, sin, sobre, por, etc., tampoco llevan coma, por ejemplo:

  • La ciudad entera sucumbió ante las llamas.
  • El pobre hombre nadaba contra la corriente.

Nunca se escribe coma después de pero cuando precede a una oración interrogativa o exclamativa:

  • Pero ¿entonces cómo utilizarlas?  
  • Pero ¡qué horror!

No se escribe coma donde va la conjunción que cuando esta une el verbo con el complemento directo o cuando va precedida de tan(to) o tal.

  • Dijo que lo esperara.
  • Era tan grave la situación que no sabían qué hacer.

Lo que siempre lleva coma

Vocativos: gramaticalmente hablando, el vocativo es un caso donde se  utiliza una palabra para invocar o llamar a alguien, y siempre lleva coma entre el vocativo y el mensaje.

  • Mi amor, que no se te olvide comprar la leche.
  • ¿No crees que es demasiado tarde, José?
  • Marta, ¿cómo estás?

Separación de elementos: la coma separa elementos análogos donde el último elemento va con conjunción (y, o, e, u, ni).

  • Hoy desayuné huevos, tostadas y café.

Separación de frases con diferente sujeto: entre oraciones coordinadas que tienen sujetos distintos se pone coma antes de la conjunción y.

  • El chofer la recogía cada mañana en la limosina, y la mujer nunca notó el amor que sentía por ella.

Complementos circunstanciales: son aquellos que aportan información acerca de cómo se desarrolló una acción de una oración determinativa, es decir, el tiempo, el lugar, el modo, la causa o su finalidad. El complemento circunstancial puede ir al comienzo de la frase.

  • Roberto vendió el coche a un turista, el mes pasado, en la feria internacional, para recuperar el dinero perdido.
  • Para recuperar el dinero perdido, Roberto vendió el coche a un turista, el mes pasado, en la feria internacional.

Aposiciones explicativas: son explicaciones adicionales que se dan acerca del sujeto o de los complementos. Pueden ser una palabra, un comentario,  un adjetivo o una frase que va enseguida de lo que se quiere explicar y su ausencia no afecta el significado de la frase.

  • El Dr. Mario Rodríguez, director de la Clínica Central, realizó el primer trasplante, el pasado mes de octubre, en el Hospital del Sur, con la ayuda de sus colegas.
  • El Dr. Mario Rodríguez realizó el primer trasplante, el pasado mes de octubre, en el Hospital del Sur, con la ayuda de sus colegas.
  • Los chicos, decepcionados, no volvieron a intentarlo.
  • Los chicos no volvieron a intentarlo.

Oraciones compuestas: son aquellas que tienen más de un verbo conjugado formando cada una de ellas una proposición. Estas proposiciones se encuentran unidas por una conjunción y pueden formar oraciones adversativas, consecutivas o explicativas.

Subordinadas adversativas: restringen lo que se dice en la oración principal. Se introducen con la conjunción pero, mas, aunque, sino (después de una principal negativa); pese a o a pesar de que indican una contraposición en lo que se dice.

  • Ella es muy linda, pero nunca sonríe.
  • No vive en Perú, sino en Chile.
  • Iré al hospital, mas no puedo demorarme.

Subordinadas consecutivas: vienen introducidas por los nexos consecutivos con que, así que, luego, así pues, de manera que, de modo que, de suerte que.

  • Le prometiste acompañarlo, así que ahora no lo niegues.
  • Se dañó mi celular, de modo que tuve que comprar uno nuevo.

Subordinadas causales explicativas: van introducidas por la conjunción porque y afirman la oración principal, cuyo verbo va in inperativo.

  • Dense prisa, porque nos va a dejar el avión.
  • Ponte la chaqueta, porque hace frío.

Oraciones elípticas: cuando se tienen dos frases que poseen el mismo verbo (frases paralelas), la coma reemplaza el verbo en la segunda.

  • El presidente viaja a Cuba, la canciller a Londres.
  • Margot baila cumbia, Ligia bambuco.

Determinados enlaces: para dar un sentido de relación, bien sea negativo (sin embargo, no obstante, por el contrario), positivo (igualmente, de igual manera, además, así mismo) o de conclusión (por tanto, por consiguiente, es decir, en conclusión), entre dos frases se usa la coma de enlace luego del conector.

Los suscriptores de Babbel tienen acceso a la plataforma las 24 horas del día. Así mismo, pueden aprender uno o más idiomas, entre los que se encuentran el danés, el inglés y el polaco. Sin embargo, para lograr el éxito en el aprendizaje de cualquier idioma se requiere disciplina y dedicación. Por lo tanto, anímate, llénate de valor y comienza hoy mismo el aprendizaje de ese idioma que tanto te gusta.

Algunas otras comas

 Después de la abreviatura etc.: va una coma para separarla del resto del enunciado.

Los detalles como la bota ancha, las solapas grandes, los tacones cuadrados, etc., vuelven a estar de moda.

Los seudónimos:  luego de mencionar el nombre original, el seudónimo va entre comas.

 Kaliman, la araña negra, fue un héroe mítico por casi 30 años.

Delante de las partículas excepto, salvo y menos: estas partículas expresan una restricción a lo que se expresa y se debe colocar coma antes de estas partículas.

  • Te perdono todo, menos la mentira.
  • No me dijo nada, excepto que no me preocupara.  
  • Siempre lo noté tranquilo, salvo cuando llegó la policía.

Los dichos populares que tengan un mismo esquema gramatical.

  • Ojos que no ven, corazón que no siente.
  • Pueblo pequeño, infierno grande.
  • Se come para vivir, no se vive para comer.

Entre coma y coma quisimos darte algunas de las normas que rigen el uso de este signo de puntuación en español. No te asustes si te comiste alguna coma o si pusiste demasiadas, la práctica hace al maestro y con el tiempo notarás que cada vez es más sencillo utilizarlas y podrás decir con toda tranquilidad que “donde pones el ojo, pones la coma”.

Aprende más sobre los signos de puntuación en otros idiomas.
¡Comienza tu aventura!
¿Qué idioma te gustaría aprender?