Con esta app, el 73 % de las personas puede hablar un idioma después de 5 horas

Las cortas y prácticas lecciones de Babbel son la manera perfecta de tener una conversación en un nuevo idioma sin complicaciones ni grandes sacrificios. Y lo mejor, ¡la mayoría de las personas consigue hablar en 5 horas!
Author's Avatar
ESCRITO POR Dylan Lyons
Con esta app, el 73 % de las personas puede hablar un idioma después de 5 horas

¿Cuánto tiempo de estudio necesito para aprender un idioma y cuál es la parte más difícil de hacerlo? Bueno, el título del artículo te responde la primera y yo te responderé la segunda: encontrar la confianza para hablarlo. En voz alta. En frente de otras personas. Si tan solo leer esto hace que tu corazón se acelere y las manos te empiecen a sudar… respira profundo. También nos ha pasado y estamos aquí para ayudar.

Una encuesta global hecha en Babbel arrojó datos que afirman que el 73 por ciento de nuestros usuarios pueden hablar un nuevo idioma después de usar nuestra app solo durante cinco horas. Todo lo que tienes que hacer es elegir un idioma para aprender y comenzar a estudiar. ¡Tendrás la confianza necesaria para hablar antes de que te des cuenta! En Babbel te enseñamos a:

1. Escuchar y repetir

Es imposible  muy difícil hablar un idioma nuevo correctamente sin saber primero cómo debe sonar. Es por eso que mirar películas y escuchar música en un nuevo idioma es un método muy útil para complementar tus estudios. Esta también es la razón principal por la que todos los ejemplos y diálogos en nuestras lecciones son pronunciados por hablantes nativos. Cuanto más escuches el idioma hablado, mayor seguridad sentirás cuando sea tu turno de hablar.

Una vez que has escuchado a los hablantes nativos y te has dado cuenta que son humanos también, el siguiente paso es comenzar a hablar. Nuestra función de reconocimiento de voz analizará cómo hablas y te dará feedback… sin que te des cuenta estarás mejorando poco a poco tu pronunciación.

¿De qué sirve aprender una nueva habilidad si no la recordarás en el futuro?

2. Enfrentarte al mundo real

Seamos honestos, a la mayoría de las personas no les interesa aprender a decir “el gato lleva una camisa azul”. Eso podría ser una frase adorable para una tarjeta de felicitación, pero no resulta muy útil para la vida real. Babbel sabe lo que es realmente práctico aprender: cómo pedir comida o una bebida en el bar, cómo conocer gente nueva, cómo moverse en una ciudad extranjera, cómo hablar de negocios. Nuestro objetivo es prepararte para conversaciones prácticas de la vida real. Cuando aprendes con nosotros, te enfrentas a situaciones realistas y adquieres las habilidades básicas para conversar con facilidad.

3. Recordar

Es posible que hayas tomado una clase de idiomas o probado otra aplicación en algún momento de tu vida, pero ¿qué tanto recuerdas realmente? Desde nuestra experiencia, los estudiantes de idiomas suelen recordar muy poco de lo que aprendieron, lo que generalmente significa que no obtuvieron los métodos de enseñanza adecuados para facilitar la retención.

Las lecciones de Babbel no se basan en un algoritmo o estilos de enseñanza obsoletos y obsesionados con la gramática. Cada lección en nuestros cursos ha sido diseñada cuidadosamente por nuestro equipo de expertos en aprendizaje de idiomas, integrando siempre las últimas y más efectivas metodologías de aprendizaje. Por ponerte un ejemplo, aprenderás un poco de vocabulario de comida (¿a quién no le gusta hablar sobre comida?) y, además, entenderás la gramática básica para que, de hecho, hables bien. El método de repaso de Babbel te ayuda a reforzar el nuevo vocabulario y la misma gramática en nuevos contextos. De esta forma reforzarás lo aprendido y lograrás afianzarlo en tu memoria a largo plazo.

 

Babbel es demasiado práctico (y lo sabes)

Crear una nueva rutina, y tener la disciplina para seguir con ella, es difícil. Todos lo sabemos, todos usamos las típicas excusas de: “no puedo ir al gimnasio porque está lloviendo”, o “no tengo tiempo”, o “tengo que pasear a mi gato”. Con Babbel, ninguna de estas excusas tiene sentido. Veamos:

  1. Está lloviendo: puedes usar Babbel en todos sus dispositivos, por lo que puedes usarlo donde quieras… incluso en el sofá mientras miras llover por la ventana. Babbel sincroniza tu progreso de aprendizaje, por lo que si deja de llover y quieres salir a dar un paseo o si prefieres aprender en tu ordenador, puedes continuar siempre donde terminaste.
  2. No tengo tiempo: encontrar el tiempo para aprender un idioma es mucho más fácil de lo que piensas. Incluso tenemos una lista completa de 50 momentos de la vida cotidiana en los que podrías utilizar nuestra aplicación. Además, nuestras cortas lecciones, de 10 a 15 minutos cada una, encajan fácilmente hasta en las agendas más apretadas.
  3. Tengo que pasear a mi gato: ehm, tal vez no. No vamos a adentrarnos en esta.

Puede que comenzar a hablar un idioma en cinco horas parezca demasiado bueno para ser verdad, pero es posible.

Descarga Babbel y compruébalo
¡Empecemos!
¿Qué idioma te gustaría aprender?