5 estupendos consejos para progresar en inglés

¿Quieres por fin conseguir progresar en inglés y pasar a un nivel superior? ¡Estos 5 consejos fáciles de poner en práctica te ayudarán un montón!
Author's Avatar
ESCRITO POR Babbel
5 estupendos consejos para progresar en inglés

¿Es posible progresar en inglés de manera eficaz y duradera? Te aseguramos que no hay nada más fácil si uno decide esforzarse un poco. Lo más importante es guardar en mente que tu inglés es, sin duda alguna, mucho mejor de lo que crees. Por lo tanto, ¡no hay ningún motivo que pueda impedirte progresar rápidamente!

Para el equipo didáctico de Babbel lo más importante es que consigas alcanzar tus objetivos. Por eso, hemos decidido compartir contigo algunos consejos complementarios que harán que el aprendizaje del inglés te resulte un poco más leve.  ¡Descubre nuestros 5 trucos infalibles para progresar de una vez por todas en inglés!

1. Deja que los verbos auxiliares te ayuden 

¿Piensas que los verbos auxiliares solo existen para hacerte sufrir? ¿O quizás hayas incluso olvidado ya lo que significa “verbo auxiliar”? Menos mal que estamos aquí para desvelarte la utilidad real de estos verbos esenciales.

Vale, concéntrate un poco… ¡fijo que conoces todos estos verbos auxiliares! Tenemos a do y does para el presente simple, am, is y are para el presente continuo, will para el futuro simple y de nuevo are, isam para el futuro próximo. Y no nos olvidemos de can, could, might, would y should: los famosos verbos modales o auxiliares de modalidad. 

¿Y por qué son tan útiles estos verbos auxiliares? Pues entre muchas cosas por un motivo de lo más práctico: ¡cuando uno de ellos aparece en una frase, el otro verbo, es decir el verbo principal, se usa en infinitivo! Superfácil, ¿a que sí?

Deja que los verbos auxiliares te ayuden

¡Pero cuidado! Tanto en presente continuo como en futuro próximo, los verbos principales se comportan de manera distinta: se añade el sufijo -ing al infinitivo para formar así el gerundio, como en I am loving these tips! (¡Me están encantando estos consejos!).

Una de las mayores dificultades con los verbos auxiliares es formular preguntas. Esto se debe, por una parte, a los diferentes tiempos verbales que hemos presentado y, por otra, a la elección del auxiliar correcto. ¡Es por lo tanto fundamental elegir primero el tiempo verbal que quieres usar antes de hacer tu pregunta!

Finalmente, recuerda no omitir nunca los verbos auxiliares en los casos en los que son necesarios. Por ejemplo, la pregunta “¿Qué significa grapefruit ?” no puede traducirse literalmente por “What means grapefruit?”. ¿Y por qué? ¡Pues porque a esta pregunta le falta un verbo auxiliar! Por eso, debe corregirse de la manera siguiente: “What does grapefruit mean?”.

2. ¿Presente continuo o presente simple?

Como ya te hemos adelantado, una de las mayores dificultades del inglés, sobre todo para un hablante como tú, con un nivel sobresaliente, se da cuando se empieza a formular una pregunta sin haberse decidido antes por el presente simple o el presente continuo. Por este motivo, hemos empezado este artículo hablándote de los verbos auxiliares.

Si no se elige el tiempo verbal con suficiente antelación, el resultado puede ser una pregunta un tanto confusa, como “Do you are be chilling with Becky?” (literalmente: ¿’Auxiliar’ tú estás estar saliendo con Becky?). Pero también hay que reconocer que a menudo no se tiene tiempo suficiente para preparar una pregunta antes de formularla, ya que esta suele surgir espontáneamente. Pero entonces, ¿qué se puede hacer? Pues practicar los siguientes tipos de oraciones interrogativas:

  • Are you chilling with Becky at the moment? (Presente continuo: ¿Estás saliendo con Becky en este momento?)
  • Are you chilling with Becky later? (Presente continuo: ¿Vas a salir con Becky más tarde?)
  •  Do you often chill with Becky? How regularly? (Presente simple: ¿Sales a menudo con Becky? ¿Con qué frecuencia?)

Probablemente te hayas dado cuenta ya de que el presente continuo es un tiempo verbal muy frecuente en inglés. Como en español, el presente continuo permite hablar de acciones que están teniendo lugar en el momento en el que que se habla. Además, en inglés, esta forma verbal permite hablar de acontecimientos futuros ya planificados. 

En inglés, el presente simple solo se utiliza para hablar de hechos generales, permanentes o habituales, como por ejemplo las cosas que tenemos, lo que hacemos habitualmente, el lugar en el que vivimos o las actividades que practicamos regularmente: I chill with my bae every day. (Salgo con mi amor todos los días).

3. Adopta el “’ll”

Pasemos ahora a una de las estrellas de la lengua inglesa: el famoso ‘ll. Si al principio te puede resultar un poco raro utilizar la doble L, en cuanto te acostumbres a ella, podrás comprobar que no hay nada más fácil para empezar a hablar un inglés groovy como un native-speaker.

Para muchos recién iniciados, no siempre resulta fácil entender el significado de estas dos pequeñas L, siempre juntas y abrazadas a los pronombres de sujeto como un niño pequeño a su madre… ¿Y por qué no decir simplemente “l” en lugar de “I’ll”? I’ll say it, and I’ll say it again! (¡Lo diré y lo volveré a repetir!): ¡pues porque no significan la misma cosa! Estas dos L tienen un sentido concreto, ya que permiten expresar una forma verbal completamente distinta. En efecto, la doble L sustituye a “will”, un auxiliar que permite convertir una oración en presente simple en otra en futuro simple. Ya te resulta un poco más claro, ¿verdad?

En cuanto a la pronunciación, tampoco es complicada. En el caso de I’ll” tienes que pronunciar el pronombre “I”, que ya te sabes de memoria, y añadirle el sonido L, lo que no te supondrá ninguna dificultad. Por cierto, “I’ll” se pronuncia como “isle” (aisolte). ¡Así de fácil! La pronunciación de las demás combinaciones tampoco resulta complicada: “She’ll” se pronuncia como la palabra inglesa “shill” (señuelo), “they’ll” rima con “ale” (la cerveza inglesa) y “we’ll” se pronuncia como “will”. 

Estas formas contraídas son muy frecuentes en la lengua del día a día. Así, si quieres decirle a tus compañeros de trabajo que vas a mandarles un correo, no dirás “I send you an email”, sino I’ll send you an email. (o I will send you an email). A no ser que quieras decir que les mandas un correo a diario, como en la frase I send you an email every morning, Joan!  You never read them! (¡Te mando un correo todas las mañanas, Joan! ¡Y no los lees nunca!)

4. ¡Acentúa la sílaba adecuada!

¿La gente te mira a veces un poco raro cuando intentas colar en una conversación una palabra guay, así como quien no quiere la cosa? Pues lamentamos decirte que quizás sea porque no utilizas esa palabra correctamente o, más probable todavía, porque no la acentúas de manera adecuada. 

Aunque a menudo resulte complicado saber qué sílaba es tónica y debe acentuarse, existen algunas reglas que te permitirán progresar en inglés oral. Por ejemplo, cuando una palabra es al mismo tiempo un sustantivo y un verbo, se acentúa de dos maneras distintas según el contexto. Así, cuando la palabra “object” (objeto) es utilizada como sustantivo, la primera sílaba, es decir “ob”, es tónica. En cambio, cuando se trata del verbo “to object” (objetar), se acentúa la última sílaba, a saber “ject”.

¿Quieres más? Vale, pues aquí otra regla de pronunciación extremadamente útil: las palabras que terminan en -tion, -sion, -ic, -ical, -ity, -ety, -graphy, -ody, -ogy, -ient, -cient, -ience, -ial, -ual, -ious suelen acentuarse en la penúltima sílaba, es decir la que se encuentra justo antes de la terminación. Gracias a esta regla podrás pronunciar y acentuar correctamente un gran número de palabras, como por ejemplo “attention”, “automatic” o “convenient”.

Diviértete mientras aprendes

5. Para progresar en inglés, ¡recuerda relajarte y disfrutar!

No cabe duda de que eres genial y de que tienes ideas brillantes, ¡así que no las guardes solo para ti! La gente tiene ganas de escuchar todo lo que tienes por contar, con lo cual no dejes que cunda el pánico: no existe mejor manera para progresar realmente en inglés que atreverse a expresarse oralmente. Y no pasa nada si cometes algún que otro error de gramática o de vocabulario, ¡al contrario!

Diviértete, no seas demasiado duro contigo mismo, ¡y recuerda automotivarte para seguir progresando en inglés! Y nuestro último consejo para el camino: intenta relajar los músculos de la cara al hablar. Incluso puedes fingir farfullar, comiéndote parte de las palabras, como si te hubieses tomado un par de copas demás. Y no, no es una broma, se trata de un truco estupendo para mejorar la pronunciación. ¡Compruébalo por ti mismo y verás que funciona realmente!

¿Quieres progresar en tu nivel de inglés pero no sabes por dónde comenzar?
¡En Babbel te facilitamos el proceso!
¿Qué idioma te gustaría aprender?