Babbel Logo

5 motivos para aprender ruso si tu lengua materna es el español

Bogotá está a 10 909 kilómetros de distancia de Moscú, pero más allá del fútbol, ¿qué otras razones tenemos los latinos para sentirnos más cerca de Rusia? Echémosle un vistazo a todo lo que puedes conseguir si te decides por aprender ruso y conocer la cultura del país más grande del mundo.
Author's Avatar
5 motivos para aprender ruso si tu lengua materna es el español

El idioma ruso me ha cautivado desde hace más de 10 años. Cuando empecé a aprenderlo, no me imaginaba el tiempo que me iba a tomar. Con toda seguridad, después de haber estado ya en Rusia y haber compartido momentos inolvidables con gente de allí, puedo decir que no solo he aprendido a escribir y a hablar una nueva lengua, sino que también he podido agrandar mi colección de recuerdos maravillosos y experiencias extraordinarias. Todo ello merece la pena contarlo y, me permito recordártelo, también puede ser algo que te encante.

Algunos creen que aprender ruso puede ser una pesadilla, pero desde ya te digo que no es así. Son muchos los casos y los modos verbales que varían con respecto a nuestra lengua materna… ¡e incluso al comienzo nos tenemos que enfrentar a un nuevo alfabeto! A pesar de ello, si encuentras la motivación perfecta que te dará fuerzas para encarar el aprendizaje de este idioma (razones que conocerás a lo largo de este artículo) creo que es más lo que vas a ganar después de tantas horas de estudio. Por ejemplo:

  • podrás conocer la historia,
  • leer su literatura,
  • enterarte de sus avances en las artes y las ciencias,
  • serás capaz de entender el pensamiento y las tradiciones que enriquecen el espectro de Rusia.

Bueno, sin extenderme mucho, vamos al grano. Te presento mis 5 motivaciones para aprender ruso si tu lengua materna es el español:

1. Mis primeras impresiones de Rusia

Aunque llevo muchos años trabajando en el extranjero, solo tuve que pasar mis primeros minutos en Rusia para sentirme nuevamente como en casa. Era un lugar nuevo, pero al mismo tiempo me parecía conocido. La precisión y exactitud de algunas culturas no se ven en este país gigante. Se trata, entonces, de un espacio que ofrece flexibilidad y deja cosas al azar. Cuando vas del aeropuerto al centro de Moscú, puedes tomar un autobús después de pagarle unos 100 rublos al conductor. ¿Dónde están las máquinas y el aparatico para validar mi tiquete? Es un contexto más informal que, de hecho, me recuerda al lugar de donde vengo.

Al referirnos a su gente, puedo decir que son casi como los latinos: abiertos si hablas su idioma y un poco más reservados si les hablas en inglés. Algo que siempre me ha llamado la atención es la expresión de sus emociones. Si eres descortés o haces algo que no le gusta a alguien, espera una reacción muy fuerte y prepárate para argumentar bien (normal, como en cualquier lugar). A pesar de que Rusia alcanza temperaturas muy bajas en invierno, los rusos no son fríos o distantes, están muy unidos a su familia y a sus amigos.

2.  El alfabeto ruso

Alguna vez habrás escuchado las bondades que trae consigo aprender un idioma. Pues bien, el ruso no es la excepción. Si hasta ahora te estás acercando al ruso, aquellas letras nuevas que probablemente has visto en tu clase de matemáticas corresponden al alfabeto cirílico, el cual basa sus orígenes en el alfabeto griego. Después de unas semanas de repaso, créeme que lo dominarás fácilmente. En niveles más avanzados ya podrás encontrarte con la literatura rusa, famosa por escritores y poetas como Lev Tolstói, Alexander Pushkin y Fiódor Dostoyevski… ¡Imagínate poder leer sus obras en el idioma original!

3. Curiosidades sobre Rusia

Además de su gran tradición literatura, la historia de Rusia juega también un papel importante. Los rusos son muy conscientes de ello y se sienten muy orgullosos de tener ancestros que han sobrevivido a todo tipo de acontecimientos históricos. Se consideran una nación fuerte, llena de historias que contar y de fotos que mostrar. Por eso, si no es mucha molestia para ti, deja algunos minutos para enterarte de sus anécdotas y sus gustos… estos, seguramente, te fascinarán tanto que no querrás dejar de escucharlo todo.

¿Qué otra ventaja nos puede traer la experiencia de aprender ruso? Al emplearlo en tus conversaciones con hablantes nativos es posible que descubras que el trasfondo cultural está completamente impregnado de amabilidad y de una visión del entorno que tú también compartes. Eso sí, prepárate para vivir comportamientos que te enseñarán diferencias inimaginables. ¿Sabías, por ejemplo, que los rusos son muy supersticiosos? Sí, nunca saludes ni entregues algo a otra persona si un umbral o entrada a la casa se atraviesa, tendrás que entrar al recinto para dejar los demonios fuera. Antes de salir a un largo viaje, tómate un poco más de un minuto para sentarte con la familia o los anfitriones, ya que esto le dará seguridad a tu viaje y te ayudará a calmar tus ansias, según ellos.

4. La gastronomía rusa

Entre creencias y supersticiones también nos podemos encontrar con una amplia tradición culinaria que ofrece opciones para todo tipo de gustos, tanto platos dulces o salados, así  como opciones vegetarianas y veganas… claro, la oferta de platos con carne es aún dominante. La cocina rusa es de mis preferidas, pues seguramente no pasarás hambre y, tanto en las calles como en las casas tradicionales podrás degustar deliciosos sabores que, tal vez, hasta ahora eran desconocidos para ti. Y si creías que esto es todo, ponle un poco de música de Tchaikovski.  

5. La sede futbolera

¿Ya sabes dónde se llevaran a cabo los juegos que muchos de nosotros estamos esperando con ansias? Es sumamente importante hacer cuentas y esperar que las ciudades y los estadios no queden muy lejos para que nuestro equipo no llegue exhausto al próximo partido. Momento… ¿dónde están Sochi, Volgogrado o Saransk? Pues bien, Rusia es un país tan grande que tiene territorio en dos continentes. A pesar de que la mayoría de su área se encuentra en Asia, solo se ha dejado una sede allí: Ekaterimburgo. Las otras 10 ciudades que acogerán los demás encuentros se encuentran en suelo europeo, siendo Moscú la única con dos estadios.

La elección de las sedes no solo se debe a la búsqueda de distancias más cortas, sino que también es en estas ciudades donde se concentra el poderío económico del país. Volviendo al fútbol, si empiezas esta travesía en la capital, te recomiendo que la termines allí, tal como sucederá con el partido de inauguración y la final que se jugarán en el Luzhniki, principal estadio moscovita.

Así que vamos, empieza a aprender tus primeras palabras y verás lo fácil y rápido que avanzas… пока-пока!

¿Quieres aprender ruso pero no sabes por dónde empezar?
¡Comienza ahora con Babbel!
¿Qué idioma te gustaría aprender?