Tu guía rápida de (casi) todos los acentos del inglés

Hay docenas y docenas de acentos del inglés por todo el mundo, pero aquí te presentamos una guía rápida de los más importantes.
Author's Avatar
Tu guía rápida de (casi) todos los acentos del inglés

Y es que el acento del inglés a veces es un verdadero reto. No solo cambia de país a país, sino de persona a persona, con cualidades exclusivas que dependen de la voz de la persona que habla. Cualquier viajero estará de acuerdo en que es muy reconfortante escuchar el acento de tu propio país después de haber estado en el extranjero. Puede parecer que los acentos tengan un infinito poder emocional, político y físico (si encuentras uno que sea especialmente sexy).

 Esta guía no pretende explicar por qué los acentos tienen tanto poder, sino por qué y en qué manera son diferentes. ¡Vamos a comenzar!

El acento estadounidense (general)

Empecemos con uno de los acentos más icónicos que, aunque no todos estén de acuerdo, cuenta con una gran influencia: el estadounidense. El acento estadounidense, a menudo, se divide en dos clases: el acento general (sí, así es como realmente se denomina) y los acentos regionales.

 El acento estadounidense general es conocido por sus sonidos róticos, es decir, por la intensidad con la que se pronuncia el sonido R. Piensa en un amigo o famoso estadounidense, y luego piensa en la manera en que pronuncian palabras como car o court.  (Puede que tú no te des cuenta si eres de Estados Unidos, pero las personas de otros países podrán percibir la fuerte pronunciación de la R). Las personas de Estados Unidos con un acento general, a menudo, también pronuncian la letra T en medio de una palabra más como una D. Por ejemplo, water suena como wadder y flatter como fladder.  

Aquello que más diferencia al acento estadounidense de cualquier otro acento del inglés es cómo se pronuncia la vocal corta A (como en cat). Este sonido poco común se conoce como “ash” y es un rasgo característico de su acento.

Los acentos estadounidenses (regionales)

Estados Unidos es el país angloparlante (nativo) más grande del mundo, por lo que no debe sorprendernos que existan una gran variedad de acentos regionales con grandes diferencias entre sí. Por ejemplo, en Nueva Inglaterra o Nueva York habitualmente hablan con una R menos pronunciada que el resto de Estados Unidos. Algunas veces, se olvidan de pronunciar la R, y esa es la razón por la que «New York» suena como New Yoahk o «car» como cah.

De manera similar, las personas naturales del Sur tampoco pronuncian la R, por lo que «here» suena como heeyuh. Pero probablemente no haga falta decir que la característica más famosa de los estadounidenses naturales del sur sea su «Southern Drawl», es decir, una manera de hablar despacio, con sonidos vocálicos prolongados. Por ejemplo, palabras como «cry» o «high» suenan más como crah y hah.

 Otro acento muy popular de Estados Unidos es el acento de California, que se diferencia de otros acentos por su marcado desplazamiento vocálico. Este desplazamiento, que es más notable en las personas jóvenes, hace que palabras como «back» suenen como bock y «lit» como let.  Si quieres conocer más a fondo todos los acentos estadounidenses, te invitamos a que sigas leyendo esto.

El acento canadiense

El acento canadiense y, en particular, su «eh» (¿perdona?) es un misterio para muchos. El acento canadiense está muy relacionado con el inglés estadounidense general, ya que tiene reglas de pronunciación y un acento similar.

La diferencia principal es que los canadienses pronuncian algunos diptongos (un sonido formado por la combinación de dos vocales en una sola sílaba) de modo distinto a sus vecinos estadounidenses. El fenómeno se conoce con el nombre de «Canadian raising» y es la razón por la que la famosa pronunciación de «out» y «about» suena como oot y aboot para los oídos extranjeros.

¿De dónde viene el «eh»? Los lingüistas no saben con certeza cuál es origen, pero es probable que tenga sus raíces en los inmigrantes de las Islas Británicas. Curiosamente, los estadounidenses con un acento del norte del Medio Oeste también utilizan «eh» habitualmente.

El acento británico (de la BBC)

Si el inglés estadounidense se encuentra en un extremo del espectro de acentos del inglés, el inglés británico estaría en el opuesto. Pero a pesar de lo que muchos hablantes no nativos de inglés puedan pensar, no existe un tipo de acento británico. Los dos acentos principales son: la Pronunciación aceptada, conocida más comúnmente como el inglés de la BBC, y el acento General; pero la realidad es que existen una gran variedad de acentos regionales en el Reino Unido. Lo que la mayoría de las personas de todo el mundo creen que es el «acento británico», es en realidad la Pronunciación aceptada, o, como también es conocido, el inglés de la Reina, y normalmente se asocia con la clase alta de la sociedad.

 A diferencia del inglés estadounidense general, la pronunciación aceptada se distingue por su acento no rótico, por lo que la R no se pronuncia habitualmente salvo que preceda a una vocal. Por ejemplo, un hablante del inglés con Pronunciación aceptada no pronunciará la R en palabras como «heart» o «farm», pero la pronunciará en el caso de «brick» y «scratch». Por otra parte, los sonidos con T en este acento se pronuncian de forma clara, y los sonidos con A son alargados, de modo que «water» suena como wattah.

El acento británico (general)

El acento británico general se caracteriza porque, a diferencia de los sonidos marcados de la Pronunciación aceptada, es mucho más relajado.

Una de las características de este acento es la no pronunciación de la -ing al final de las palabras y su sustitución por -en. Por ejemplo, «fishing» y «eating» suenan como fishen y eaten. El acento británico general, a menudo, sustituye la T por una pausa glotal, es decir, pequeñas pausas sin sonidos en las palabras, de modo que «water» suena como wa-er. A pesar de que tradicionalmente ha sido asociado a la clase baja, es un acento cada vez más popular entre las generaciones jóvenes.

 El acento irlandés

Al igual que el acento estadounidense, el acento irlandés es sorprendentemente rótico. Y es que parece que exista una lucha constante entre los acentos del inglés y este sonido, para que «there» siga siendo there. Otra característica principal es que el sonido th habitualmente es pronunciado más como una T o una D, probablemente porque no existe un sonido th en el gaélico irlandés.

También es muy característico del acento irlandés la manera en que el sonido ch habitualmente es añadido a palabras que comienzan con T. Por ejemplo, la frase «choose me on Tuesday» puede sonar más como «choose me on Chooseday», lo que puede ser realmente divertido y generar confusiones para los hablantes que no estén familiarizados con el acento irlandés.

El acento escocés

El acento escocés es uno de los más difíciles para cualquier persona que no sea de Escocia. Para comenzar, existe un debate sobre si el escocés es un acento, un dialecto o un idioma distinto.  Más allá de las diferencias en el vocabulario, la pronunciación puede ser un verdadero dolor de cabeza para los extranjeros.

Primero, el acento escocés es todavía más rótico que el acento estadounidense general, y es que la R escocesa es muy similar a la erre española. Y algo que genera aún más confusión es que los escoceses a menudo cambian el sonido O por el sonido «ae», de modo que «cannot» suena más como cannae. 

Y puede que te hayas dado cuenta de que falta el sonido T en «cannot». Esto se debe a que, en el acento escocés, la T es a menudo glotalizada, lo que significa que las palabras como «betting» suenan como be-inn. Por último, existen muy pocas diferencias entre los sonidos vocálicos largos y cortos, por lo que «pull» suena como pool y «shops» suena como shoaps. 

El acento australiano

Bueno, finalmente llegamos al mejor acento del mundo (y por supuesto no tiene nada que ver con que yo sea del país de los canguros). El acento australiano (o Aussie como es conocido en los países anglosajones), varía bastante, al igual que el acento británico y el estadounidense. Esto depende sobre todo de la persona con la que hables (y de su educación) más que de su lugar de origen.

El acento australiano es conocido por la pronunciación de la -ing al final de las palabras con -en, como el acento británico general, lo que significa que palabras como «meaning» pueden sonar como meanen. Y, al igual que el inglés británico, el acento australiano no es rótico, por lo que la R al final de las palabras casi nunca se pronuncia.

 La última característica distintiva del acento Aussie es su pronunciación de las vocales, particularmente cuando aparecen en diptongos. (Los diptongos son sonidos formados por la combinación de dos vocales en una sola sílaba). Palabras como «mountain» pueden sonar más como maountain o «town» como taown. Además de las diferencias en la pronunciación, los extranjeros, a menudo, tienen dificultades para tratar el divertido vocabulario australiano.

El acento de Nueva Zelanda

El acento de Nueva Zelanda, o acento Kiwi como es conocido cariñosamente, es similar al acento australiano, pero con algunas diferencias claves. La primera diferencia que podemos reconocer es la forma en la que los neozelandeses pronuncian algunas palabras que contienen una «I corta», ya que pronuncian la I como si fuera una U. Por ejemplo, «fish and chips» suena más como fush and chups en el acento de Nueva Zelanda. 

Otra característica es el modo en el que este acento coloca un sonido «corto E» en palabras como «pen» y «dead», haciendo que suenen más como pin y did. Y, para muchos, la diferencia más importante de este acento es que los neozelandeses, al igual que aquellas personas con un acento británico general, tienen una entonación ascendente al final de sus frases. Lo que significa que los extranjeros habitualmente creen que las afirmaciones son preguntas.

El acento de Sudáfrica

En una tierra conocida por su vida salvaje, el acento sudafricano es tan particular como el paisaje que lo rodea. Este acento no es rótico y gramaticalmente es similar al inglés británico, debido a los largos periodos de colonialismo, pero es marcadamente diferente.

Y esto se debe principalmente a que el sonido A es pronunciado a menudo como un «eh», lo que significa que «South Africa» suena como South Efrica. Además, al igual que los neozelandeses, los sudafricanos también acortan la I en palabras como «sit», de modo que suena más como set.

¿Quieres mejorar tu oído para los acentos?
Comienza a aprender ahora
¿Qué idioma te gustaría aprender?