5 cosas que aprendimos de Miguel, el “abuelo erasmus”

Conocimos a Miguel, el abuelo erasmus que, a los 80 años, decidió estudiar en la Universidad de Verona.
Author's Avatar

Cuando nos enteramos de que Miguel se había matriculado en la Universidad de Verona, tomamos el primer avión y corrimos a entrevistarlo. De hecho, Miguel Castillo es un estudiante bastante particular y un poco mayor que sus compañeros de clase: tiene 80 años, es valenciano y trabajó durante 40 años como notario. Después de un problema de salud bastante grave, decidió darle un giro de 180 grados a su vida y se matriculó en la Universidad de Valencia, desde donde decidió tomar parte del programa Erasmus en la Universidad de Verona.
Fuimos a buscarlo al claustro de San Francesco y estuvimos conversando un rato.

Esto es lo que aprendimos de él.

El secreto para mantenerse joven es mantener activo el cerebro

El cerebro no es un músculo, pero nunca está de más entrenarlo regularmente. Los científicos lo han reafirmado durante años: para tener una mente joven y combatir algunas de las enfermedades típicas de la vejez, ¡hay que hacer ejercicio! Para que nuestro cerebro no envejezca y permanezca activo a pesar de su edad, es importante retarlo a completar nuevos desafíos todos los días. Miguel es un ejemplo perfecto de ello, ya que decidió salir de su zona de confort, cambiar su vida a los 80 años, asistir a la universidad y ponerse a prueba en un país donde todavía no conoce bien el idioma.

Únete a Miguel y comienza a aprender un nuevo idioma. La primera lección es gratis.

Nunca te desanimes: hasta el más mínimo esfuerzo es ganancia

Miguel se jubiló y tuvo un problema de salud. Pudo haberse resignado y tomar el camino fácil de una existencia aburrida y anticuada… ¡pero no! En la entrevista admite que nunca le gustó la vida tradicional de los mayores retirados. La enfermedad y su posterior recuperación le hicieron reconsiderar sus prioridades y le ayudaron a entender que quería (y debía) vivir su vida al máximo y no como la sociedad esperaba que lo hiciera al alcanzar cierta edad. Se fue de Erasmus y ahora está más activo y es más feliz que nunca.  La prueba de que todas las situaciones (incluso aquellas que parecen trágicas) siempre tienen un lado positivo.

La jubilación puede ser el comienzo de una nueva vida

Desafortunadamente, algunos jubilados se sienten “vacíos” después de haber vivido casi toda una existencia dedicada al trabajo. No pueden dar un propósito a sus días y no aprovechan el gran regalo que acaban de recibir: el tiempo libre. Miguel es una prueba de las posibilidades que ofrece la jubilación: hacer lo que nos gusta o lo que siempre hemos querido hacer, como un viaje, un curso de pintura, adoptar un perro, unirse a un voluntariado con alguna asociación, etc.

 

Aquí encontrarás otros trucos para que mantengas en forma tu cerebro.

Cualquier edad es la apropiada para hacer nuevos amigos

Miguel lo comenta repetidamente durante la entrevista: ¡lo más importante para él ha sido comunicarse con la gente y hacer nuevos amigos! Las interacciones sociales nos hacen sentir vivos y mejoran nuestro estado de ánimo. Vuelve a conectar con viejos conocidos, organiza una cena para las personas más cercanas a ti, únete a una asociación o club con algún interés en específico… ¡lánzate a nuevas experiencias sociales!

Nunca es demasiado tarde para estudiar y aprender un nuevo idioma

Pon a prueba tu cerebro con algo totalmente nuevo, como aprender un idioma. De repente, sentirás cómo tu cerebro se activará con cosas nuevas, te embriagarás de motivación y, casi inmediatamente, pondrás en práctica lo que has aprendido. En ese momento, comenzarás a confiar mucho más en ti, te darán ganas de viajar y conocer a muchas personas de otras culturas. Así, sin siquiera darte cuenta ni esforzarte demasiado, estarás entrenando tu cerebro y, créeme, ¡se abrirá ante tus ojos un mundo maravilloso!

¡Compruébalo ahora!
¡Empecemos!
¿Qué idioma te gustaría aprender?